Un estudio de Pew Research Center, uno de los centros de estudios sociales más importantes de Estados Unidos, ha colocado a los ciberataques como la tercera causa de preocupación alrededor del mundo tan solo superada por el ISIS y el cambio climático. Esta preocupación cobra especial relevancia en Estados Unidos, Alemania y el Reino Unido en donde se han producido una serie de casos de gran repercusión.

El impacto y relevancia de los ciberataques no ha parado de crecer en los últimos tiempos. Casos sonados de ransomware como los recientes virus Wannacry y Petya que afectaron a decenas de países o la injerencia de piratas informáticos en los procesos electorales de Estados Unidos o Francia están colocando a este fenómeno en la palestra.

La escalada de preocupación ha dado lugar a que los gobiernos estén ya tomando medidas para hacer frente a este problema creciente. El vicepresidente de la Comisión Europea Andrus Ansip anunció recientemente la presentación de una iniciativa europea para hacer frente a este problema.

“El éxito del Mercado Común Digital dependerá también de la confianza y la seguridad. Por ello espero que podamos aprender de la experiencia de Estonia sobre ciberseguridad. La magnitud del riesgo es significativa -en 2020 habrá cincuenta mil millones de dispositivos conectados y tan solo el año pasado se dieron 4,000 casos de ransomware al día, un incremento del 300% respecto al año anterior. Con todo esto en mente vamos a revisar la Estrategia de Ciberseguridad de la Unión Europea con iniciativas directas en septiembre” declaró recientemente el Ansip.

Algunos de los casos de ciberataque más graves de 2017:

El virus Wannacry

El pasado mayo se produjo un ataque de ransomware a nivel mundial que tuvo como objetivo terminales con sistema operativos Windows. Se calcula que el virus Wannacry llegó a afectar a 230,000 ordenadores en más de 150 países. El sistema nacional de salud británico (NHS) se vio afectado así como importantes multinacionales como Telefónica, FedEx o el Deutsche Bank.

Ataque masivo en Ucrania

Un ataque basado en el virus Petya bloqueó en junio de 2017 los sistemas informáticos de una buena parte del tejido empresarial ucraniano afectando a bancos, periódicos y compañías eléctricas entre otras. El ataque se dejó sentir en otros países como Francia, Alemania, Reino Unido, Rusia y Estados Unidos, aunque se calcula que el 80% de las infecciones se produjeron en Ucrania. Se sospecha que el ataque estaba encaminado a causar el mayor daño posible y que se ocultaba su verdadera naturaleza bajo la apariencia de ransomware.

Enlaces relacionados:

Globally, People Point to ISIS and Climate Change as Leading Security Threats

Globally, People Point to ISIS and Climate Change as Leading Security Threats