Hace unas semanas las autoridades francesas dieron un plazo de tres meses a Facebook para que dejase de instalar cookies de terceros y rastrear la actividad de los internautas que no son usuarios de su red social. Además las autoridades francesas sostienen que la red social sigue transfiriendo datos personales de usuarios dentro del marco legal de Puerto Seguro, un tratado que ya no es válido desde la sentencia de la Corte Europea de Justicia.

Esta petición no es la primera de este tipo que recibe Facebook. Ya el pasado año las autoridades belgas plantearon una demanda similar después de la publicación de un informe elaborado por expertos de la Universidad de Lovaina en el que se analizaba en detalle los métodos de rastreo a no usuarios que Facebook utiliza.

Facebook atribuyó el año pasado este rastreo a un error en su código pero la petición francesa, que se produce mucho meses después de la belga, hace pensar que, por alguna razón, Facebook no habría solucionado el problema y habría continuado instalando cookies en los navegadores de usuarios no registrados para conocer qué sitios web visitan.

En cuanto a la transferencia ilegal de datos a Estados Unidos, Facebook alega que ha puesto en marcha una serie de estructuras legales que les permiten transferir datos sin quebrantar la ley europea.

Enlaces relacionados: 

Informe de la Universidad de Lovaina

https://securehomes.esat.kuleuven.be/~gacar/fb_tracking/