En un reciente artículo de investigación de la publicación digital Motherboard, uno de sus reporteros adquirió una aplicación de spyware para particulares y comprobó para su espanto que el espionaje no es sólo una cosa de gobiernos o empresas, sino que está al alcance de cualquiera por menos de 200€.

Detectives, abogados, empresas que quieren espiar a la competencia, personas que quieren controlar los movimientos de sus parejas… El spyware de andar por casa es una realidad y está aumentando en sofisticación.

El reportero de Motherboard adquirió una copia de un software comercializado por una empresa polaca para infectar dispositivos Android. La empresa se dirige al mercado de los detectives privados, pero cualquiera puede adquirir el spyware desde su página web en la que también se pueden adquirir aplicaciones para descifrar contraseñas entre otras.

La instalación del spyware requiere acceso físico al dispositivo, pero se puede hacer en cuestión de segundos aprovechando un descuido. Simplemente hay que descargar una pequeña aplicación, instalarla e introducir un código. Una vez hecho, su funcionamiento es tan escalofriante como potente. El spyware de andar por casa realiza copias de los mensajes enviados y recibidos, de las llamadas realizadas y de las fotos tomadas y también recoge la localización geográfica del aparato. Por si esto no fuese suficientemente terrorífico, la aplicación permite activar el micrófono de manera remota para escuchar las conversaciones de la persona espiada.

Existe un gran mercado para este tipo de aplicaciones y algunas de ellas incluso ofrecen la interceptación de mensajes de WhatsApp o Facebook Messenger. La enorme cantidad de información personal que los teléfonos inteligentes recogen cotidianamente permite el control casi absoluto de las actividades de una persona: localización geográfica, conversaciones de voz, fotografías, navegación web y búsquedas, mensajes… Todo esto puede quedar a merced de cualquiera gracias a estas aplicaciones que se pueden adquirir en cuestión de minutos por internet.

Este tipo de informaciones ponen de manifiesto la importancia de proteger nuestros dispositivos móviles y de instalar protección contra este tipo de aplicaciones. Asimismo, las autoridades deben atajar este tipo de comercio de aplicaciones por Internet que da lugar a violaciones terroríficas de datos personales.