El anuncio de la Comisión Europea de la semana pasada de una nueva regulación más estricta sobre privacidad en las comunicaciones electrónicas va a traer aparejada una medida que alegrará a muchos usuarios y webmasters, el banner de cookies podría tener las horas contadas o verse sensiblemente reducido.

Todavía quedan por confirmar los detalles de la forma en la que cambiará el consentimiento a las cookies pero ya se conoce que el sistema buscará que el usuario fije unas preferencias generales en lugar de tener que apretar el instrusivo botón de OK cada vez que visite una nueva página web.

Otra novedad muy significativa es que las cookies relacionadas con la mejora de la usabilidad para el usuario no necesitarán consentimiento como hasta ahora.

Las cookies son pequeños archivos de código que se descargan en el dispositivo del usuario para activar su rastreo, en muchas ocasiones son usadas para elaborar perfiles publicitarios. Desde 2012 la Unión Europea exige que los sitios web avisen a los usuarios de que están haciendo uso de ellas, algo que normalmente se hace a través de una ventana emergente.

Y es precisamente la industria publicitaria digital con gigantes como Google y Facebook como ejemplos más notables la que podría sufrir más a raíz de este cambio ya que es posible que esta medida signifique que los usuarios podrán renunciar de manera generalizada a que se instalen en sus navegadores cookies de rastreo.

Andrus Ansip, vicepresidente de la Comisión Europea, se refirió explícitamente a las cookies en la rueda de prensa en la que se presentó el nuevo proyecto de regulación.

«[…] proponemos reglas más simples para las ’cookies’ de modo que los usuarios de Internet no tengan que hacer clic en un banner cada vez que visiten una página web. De esta manera, la gente tendrá un mayor control sobre sus preferencias.»

«(los usuarios) podrán tomar una decisión informada en lo que se refiere a aceptar o rechazar cookies de rastreo o sus identificadores.»

La nueva regulación apunta a que las páginas tendrán que consultar automáticamente las preferencias del navegador y podrán instalar o no las cookies dependiendo del nivel de permisos.

Las grandes empresas de Internet ya han mostrado su reticencia hacia las nuevas medidas ya que podrían suponer que muchos usuarios optarán por no autorizar la instalación de cookies publicitarias, algo que podría afectar de manera radical el actual modelo publicitario en Internet.

Enlaces relacionados:

Rueda de prensa Andrus Ansip

https://ec.europa.eu/commission/2014-2019/ansip/announcements/statement-vice-president-ansip-press-conference-package-digital-initiatives-data-economy-and-privacy_en