El grupo de activistas irlandeses Digital Rights Ireland ha presentado una denuncia ante la Corte General de la Unión Europea con la intención de abolir el nuevo marco legal de transferencias de datos entre la UE y los Estados Unidos que entró en vigor el pasado julio.

El desafío legal, presentado el pasado mes de septiembre, parte de la consideración sostenida por el grupo de activistas de que Escudo de Privacidad no proporciona garantías suficientes de protección de datos. Para Digital Rights Ireland el nuevo marco legal no supone un avance suficiente respecto al abolido tratado Puerto Seguro.

El caso está siendo ahora evaluado por la Corte General de la Unión Europea que deberá decidir si lo admite a trámite.

Un portavoz de la Comisión Europea ha asegurado que están convencidos de que el Escudo de Privacidad estará a la altura de los requerimientos fijados. En cualquier caso el nuevo marco ya está completamente operacional desde julio y así seguirá salvo que el desafío legal prospere.

Cientos de compañías se han sumado ya al Escudo de Privacidad, entre ellas Google, Microsoft o Facebook.