Todos aquellos interesados en conocer en profundidad el Escudo de Privacidad están de enhorabuena. La Comisión Europea ha publicado De Puerto Seguro al Escudo de Privacidad, un extenso y detallado informe bajo sobre el nuevo marco legal que regula la transferencia de datos personales entre la Unión Europea y los Estados Unidos.

En el documento de 36 páginas se recogen los motivos por los que se abolió el anterior marco legal denominado Tratado de Puerto Seguro a causa del caso Schrems en el que el Tribunal de Justicia de al Unión Europea dictaminó que las garantías que ofrecían los sistemas de protección de datos de Estados Unidos no eran suficientes y planteó la necesidad urgente de crear un nuevo marco legal que garantice la seguridad de los flujos transatlánticos de información.

Esta necesidad fue el germen del actual Tratado de Escudo de Privacidad cuyo principal objetivo es solucionar los problemas de seguridad que planteaba el anterior tratado de Puerto Seguro y garantizar una protección de los derechos a la privacidad y a la protección de datos de los ciudadanos europeos similar a la que existe dentro de la Unión Europea cuando sus datos son enviados a los Estados Unidos.

El documento explica cada paso que se dio en el proceso de transición desde Puerto Seguro al Escudo de Privacidad. Además detalla las nuevas obligaciones y salvaguardas en las que se apoya el nuevo marco y los mecanismos de defensa de sus derechos con los que se dota a los ciudadanos.

Otro elemento recogido en el documento es el compromiso de las autoridades estadounidenses, en concreto su Departamento de Comercio, de asegurar la aplicación y cumplimiento del nuevo marco legal. Este es un punto sobre el que la llegada de la nueva administración Trump ha arrojado dudas como ya hemos explicado en un artículo de este mismo blog la semana pasada.

El documento pone de manifiesto la necesidad de que el Escudo de Privacidad se adapte al Reglamento General de Protección de Datos, algo que ya se planteó desde su diseño inicial pero que habrá que revisar una vez que el nuevo reglamento esté plenamente aplicado.

El documento menciona la posibilidad de que el Escudo de Privacidad se acabe aplicando a los intercambios con otros países distintos de los Estados Unidos y apunta que el Reino Unido tendrá que adherirse al Escudo de Privacidad hasta que cese su pertenencia a la Unión Europea, tras lo cual se aplicarán las mismas normativas que  a cualquier otro país tercero.

Enlaces Relacionados: 

From Safe Harbour to Privacy Shield

http://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/IDAN/2017/595892/EPRS_IDA(2017)595892_EN.pdf

Una orden presidencial de Trump amenaza el Escudo de Privacidad

Una orden presidencial de Trump amenaza el Escudo de Privacidad