Tener una contraseña fuerte es uno de los consejos que más se repiten cuando se trata el tema de la seguridad online y en este blog hemos insistido en distintas ocasiones sobre su importancia. En este post te vamos a dar unos consejos para que crees contraseñas seguras, difíciles de descifrar y, muy importante, fáciles de recordar.

El uso de un gestor de contraseñas como LastPass o 1Password puede ayudar, porque crean contraseñas fuertes y las recuerdan por ti. Pero incluso si haces uso de estas aplicaciones, todavía tendrás que crear una contraseña para tu gestor de contraseñas.

Las reglas básicas para crear una contraseña

Si nos atenemos a los consejos que se suelen dar a la hora de crear una contraseña fuerte debemos:

  • Asegurarnos de que tiene al menos 12 caracteres: no existe un consenso total sobre el número de caracteres pero por lo general es aconsejable usar contraseñas que tengan entre 12 y 14 caracteres. Cuanto más largas, mejor.
  • Incluir números, símbolos, mayúsculas y minúsculas: cuanto más variado y aleatorio sea el mezcladillo, más difícil será descifrarla.
  • No usar palabras con un significado: poner una palabra sin símbolos ni número es malo, pero si aparece tal cual en el diccionario es realmente malo porque es mucho más fácil de adivinar. Madrid, Cristina o catedral son unas contraseñas realmente pobres y muy inseguras.

Trata de mezclar distintos tipos de caracteres de la manera menos lógica y aleatoria posible.

Un truco para crear contraseñas memorables

Con todo lo que hemos recogido en este post ya es posible crear una contraseña, tan solo con teclear aleatoriamente en nuestro ordenador sería suficiente, por ejemplo $3T%io&/8s5= tiene 12 caracteres con símbolos, mayúsculas, minúsculas y números. El problema es que sería muy difícil de memorizar, no imposible pero nos llevaría mucho tiempo sin duda.

Para crear este tipo de contraseñas tenemos que usar un trucos nemotécnicos como este que te proponemos, crear una frase y usar la primera letra de cada palabra incluyendo puntuación y símbolos. Un ejemplo sería: «Yo nací en Cheste (Valencia) en 1980. Tengo 34 años.» que se convertiría en YneC(V)e1.T3a. Esta contraseña lo tiene todo, es larga, es aleatoria y tiene todo tipo de caracteres pero además es muy fácil de memorizar. Perfecto.

La contraseña no lo es todo

Recuerda, también es necesario no repetir la misma contraseña en más de un sitio. Sí, es difícil, pero es lo mejor desde el punto de vista de la seguridad y nos puede evitar más de un disgusto.

También tenemos que asegurarnos de que nuestro ordenador no tiene malware que pueda interceptar nuestras contraseñas y sólo introducir nuestros datos personales en sitios que sean de fiar y tengan sus conexiones encriptadas con el protocolo https.